Friday, May 14, 2010

Sovente il sole

"Sovente il sole" es una exquisita aria del genial A. Vivaldi, perteneciente a una de sus serenatas más conocidas, me refiero a "Andrómeda Liberata". 


Andrómeda, princesa etíope de una belleza sin igual, provoca la furia de Poseidón debido a que su madre, Casiopea, la iguala a las Nereidas. El dios del océano iracundo, decide inundar la capital del reino y acabar con todo ser humano liberando al monstruo Ceto. Cefeo, padre de Andrómeda, decide para aplacar la ira del Dios, atar a su hija desnuda y con joyas a una roca para ofrecérsela como perdón.


Perseo se enamora perdidamente de ella, justo cuando vuelve de matar a Medusa. Se acerca a los padres de Andrómeda para pedirles su mano a cambio de acabar con el monstruo. Gracias al poder petrificante de la mirada de la gorgona muerta, el héroe consigue acabar con Ceto y liberar a su amada. Sin embargo, la madre de Andrómeda, Casiopea, había prometido anteriormente su mano al príncipe Agenor.


Perseo lucha valientemente contra el príncipe y su séquito, que vencidos, abandonan el lugar. Así, Andrómeda se casa felizmente con Perseo.


La pieza que les traigo, recoge el momento en que Perseo le canta a Andrómena que la liberará de las cadenas que la mantienen prisionera y a merced de Ceto. La voz corresponde al maravilloso Philippe Jaroussky, bajo la batuta de Jean-Christophe Spinosi, fundador de L´Ensemble Matheus, un proyecto personal para dar a conocer la música barroca a través de piezas originales y con acompañamiento tanto clásico como tradicional.


Las interpretaciones del jovencísimo contratenor  son impresionantes. Poseen una perfección técnica prodigiosa, pero sobre todo de una intensidad y pasión que te convierten en testigo privilegiado de un raro momento donde talento, arte y creatividad se dan prodigiosamente la mano. Tiene una voz envolvente de agudos deslumbrantes y sabe atacar las arias con una fuerza e intensidad únicas. Por eso quizá brilla especialmente cuando puede combinar la dulzura de una melodía vivaldiana de ensueño con repentinos saltos al vacío de dramática intensidad.  “Andrómeda liberata”,son nueve minutos de una belleza inconmensurable (y me quedo corto). El acompañamiento del Ensemble Matheus bajo el primer violín y dirección de Jean-Christophe Spinosi es sencillamente perfecta.




2 comments:

Oso said...

Ya sabes que no soy un experto en música clásica pero he disfrutado de esto que compartes. Gracias.

Un abrazo.

Alberto said...

No es necesario saber de algo para disfrutar. Me alegro enormemente que haya sido así.

Gracias por dejar tu post it. Un abrazo desde Madrid.

Free counter and web stats