Monday, June 21, 2010

Ni cifras ni letras, lo que importa es el sentimiento.

He pasado un fin de semana, digamos particular, que me ha permitido tener mucho tiempo para reflexionar sobre amplitud de temas. Las ideas iban y venían mientras las horas pasaban por delante, lentas, donde cada segundo significada toda una vida, en más de un sentido, incluso literal.

Sentado, a oscuras, incapaz de dormir y con la única luz de la blanca pantalla del ordenador portátil. En mi cabeza esas ideas no paraban de surgir, desaparecer y volver de nuevo como lo hacen las olas en una tempestad. Sin embargo, encontré la calma. Vi el faro que permitió al barco resguardarse de las peligrosas rocas de la costa y atracar en puerto seguro. "Superación y esfuerzo", esa era la clave.

Si, esa fue la luz. Superarse ante las adversidades, probarse a uno mismo donde tiene sus límites, esforzarse por mejorar y dar cada vez un pasito más allá. Hacer camino, hacer vida. Ambas palabras traspasaron la dimensión pensante para materializarse en mí, y así, con "superación y esfuerzo" fui capaz de dar esperanza donde había pena, alegría donde había tristeza y consuelo donde había llanto.

Sin embargo, esas palabras no llegaron de forma mágica o automática a mi mente. Algo me decía que estaban ahí por algo o por alguien. ¿Un angel, un genio, un mago, un espíritu? No lo sabía, pero tenía que intentar descubrir quien había sido. Después de un tiempo dándole vueltas, leyendo un blog lo ví claro.

No las había puesto nadie en mi cabeza. Él me había enseñado con sus pequeños pasos la importancia de esas palabras y yo poco a poco las había ido asumiendo e interiorizando. ¿No me creen? Se lo enseñaré.

Hace cinco años comenzó a escribir un blog, como ya saben, y ese inicio comenzaba así: "El viaje más largo empieza con un pequeño paso". Desde entonces, ha escrito ya 500 entradas que fueron festejadas como se merecían. Sin embargo, justo en el momento de cumplir esos mencionados cinco años, resulta que una cifra más ocupaba el protagonismo de dicho aniversario: "100x24". La demostración más clara que nunca en este tiempo ha dejado de caminar hacia adelante, pasito a pasito como nos había dicho al comienzo. Todo un ejemplo que yo, no podía dejar de aprender e intentar hacer mío.

Ha querido el destino, que tiene un humor bastante propio, que la celebración de su quinto aniversario bloguero, su cumpleaños y una situación personal mía coincidieran en el tiempo. Y su enseñanza, ha sido la válvula de salvación que he utilizado.

Desde este humilde blog, siempre he festejado a su lado los pequeños acontecimientos tanto de su Rincón como de sus cumpleaños, ahí están unos fragmentos, unas curiosas efemérides entorno a 1983 y los 26 años, su mirada especial, los tesoros que comparte y lo que a pesar del tiempo siguen siendo su personalidad.

Hoy parece que las cifras tienen especial relevancia: 5, 100x24, 27. Sin embargo, no importan tanto las cifras como los sentimientos que esconden. No voy a repetirlos, están más que claros en su blog para el que quiera verlos y como ya he escrito, incluso yo me he atrevido a escribir sobre ellos. Por eso, hoy, simplemente voy a cerrar este largo post con unos simples puntos y seguidos...

PD: Porque este camino, estimado y querido David, que hemos emprendido hace ya ocho años, quiero que siga adelante y no terminé con un punto y final. Y por supuesto, ¡Feliz Cumpleaños ! ;)

2 comments:

Oso said...

Es verdad que ultimamente todo parece ser simples numeros... nada mas lejos de la realidad. Gracias por esta dedicatoria, poco mas puedo decir.

Un abrazo.

Alberto said...

Te la mereces sin ningún tipo de duda. Y gracias a ti por dejarte caer por aquí, me hace mucha ilusión tener comentarios en el blog, sobre todo si son de gente tan fantástica :D

Un abrazo desde Madrid.

Free counter and web stats