Thursday, July 14, 2011

En la calle

Estaba en la calle, desprendía una quietud y una serenidad contagiosa. Aunque de pequeño tamaño, inundaba todo con su aura convirtiendo el gris paraje en algo más. Pensaba que nadie la observaba, pero el jugetón destino quiso que se cruzase en su camino alguien con el don. Y ese momento irrepetible y único, del que nadie era consciente, del que nadie podía disfrutar, fue capturado por el don del desconocido. La delicada y fina frontera entre el anonimato y el conocimiento, entre el olvido y el recuerdo, entre la vida y la muerte que allí se estaba manifestando quedo reflejada.

Muerte y vida urbana

1 comment:

Oso said...

Gracias.

Free counter and web stats