Friday, January 21, 2011

La canción del consultor

Fue en una reunión con vídeo después de un hito,
tu reinas detrás de la oficina de la única sucursal que vimos abierta,
cántame un informe al oído y te pongo una adenda
con una condición, que me dejes abierto la base de datos de tu CP data.
Loco por conocer los secretos de tu portfolio,
esa noché analicé a luz de mi portatil todo mi disco duro.
Los clientes del estudio, uno a uno, se fueron arruinando,
tú saliste a vender, y yo me dije, cuidado chaval que te coloca una vivienda.
Luego todo paso de repente, tu pluma en mi agenda
dibujó un gráfico y mi flujograma le correspondió debajo de tu pantalla.
Caminito a la central, nos presupestamos en cada farola
era un pueblo con mar, yo quería reportar y tu no querías calcular sola.

Y nos dieron las diez y las once,
las doce y la una, y las dos y las tres
y desnudos al anochecer nos encontró tu jefa.....

2 comments:

Oso said...

"Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador" que dice el maestro Sabina.

Alberto said...

Sabina lo cantó y alguien que yo me sé incluso lo narró ;)

Gracias por tu post it Oso, un abrazo.

Free counter and web stats