Wednesday, August 11, 2010

Un árbol en el camino

Le llamarón loco, no entendían por qué lo hacía, sus motivos se les escapaban porque para ellos el esfuerzo y la dedicación que el reto implicaba excededían lo normal. Sin embargo, él era de todo menos normal. No significa esto que fuese más listo o más fuerte que cualquiera de nosotros, sino que la llama que arde en su interior era diferente. Hablo de ese gusanillo que todos tenemos dentro y que algunos optan por ocultar y no oír y, sin embargo, otros prestan atención.

Él es de los que se bajan y mueven el árbol que entorpeze el camino. Un simple niño, pero con más alma que muchos hombres adultos. Yo conozco a un adulto así, con una autentica alma de niño. Él también movió el árbol que le impedia seguir avanzando. Por eso, desde este blog, quiero felicitarle y agradecer su valiosa lección.
 

2 comments:

Oso said...

¿Qué decir? Que me ha encantado el vídeo. Es una buena forma afrontar las adversidades.

Un abrazo.

Alberto said...

Me alegro, este vídeo lo puse en la clase que di en su día en la complutense y también a ellos les gusto.

Me pareció una buena forma de reflejar tu increíble espíritu de niño adulto aventurero ;)

Un abrazo desde Madrid.

Free counter and web stats