Friday, August 05, 2011

Everybody dance now

Doce horas de trabajo, una reunión y tres hojas de cálculo que se resisten a cualquier tipo de lógica. Quizás un jefe algo pasado de vueltas, un compañero más molesto que una almorrana.... la rutina de todos los días que se mezcla con el sudor de un calor veraniego que nos relantiza, apaga, consume y desconecta.

Hoy he sentido lo que experimenta un monitor de spinnig cuando tiene enfrente a cerca de 40 personas ansiosas de pedalear hasta el infierno si hace falta y solo puedo decir una cosa

¡HA SIDO BRUTAL!

El esfuerzo en sus caras, el afán de superación, de disfrutar con cada pedalada a pesar del cansancio y el sudor ha sido una auténtica inyección de adrenalida. He disfrutado como un niño sintiéndome por unos minutos dirigiendo una clase, y quiero compartirlo con todos vosotros también.


Una montaña con pendiente y ritmo, esto comienza a subir para luego.....


bajar lo subido a toda máquina hacia el sprint final.

Con las felicitaciones de todos y sus buenas palabras, se promete una segunda parte. Todos los que quieran vivirla, están invitados.

2 comments:

Oso said...

¡El primero es un temazo! Y muy buena para una buena subidita. Echo de menos pedalear, quizá después de septiembre me anime y empiece a pegarle al spinning, aunque no le diría que no a una buena clase de aerobic con sus coreos, sus giros, sus "parto en dos y enlazo"...

Alberto said...

¡Muchas gracias! Como sabes, estuve barajando varias opciones, al final me decanté por esas dos. Me alegra de que te hayan gustado.

Si encuentras un monitor de aerobic decente, ¡AVISA!, tengo unas ganas locas de volver a trazar uves, líneas, cruzadas, paralelas, bases, giros con ritmos simétricos y asimétricos LOCAS jajajajajaj ;)

Y si te apetece algún día volver a experimentar una clase de spinnig, no tienes más que decirlo, de momento, en septiembre tenemos una master class que seguro te gusta si te pasas.

Un abrazo Oso.

Free counter and web stats