Saturday, August 02, 2008

Noche en blanco

La hoja en blanco no muestra nada,

este poeta que vino lleno de sentimiento,

se ha dejado llevar por la calma,

de una noche de verano.


Las ideas se han marchado,

la musa duerme a su lado,

con su cabecita recostada,

mientras él acaricia su suave pelo,

mirando el tintinear de las estrellas,

dejando que la suave brisa,

que mece las hojas de los árboles,

le vista como una fina seda,

su cuerpo desnudo y acalorado.


Aún lado el lápiz,

a otro el papel,

las notas de un jazz,

magia de una trompeta,

inundando el espacio,

llenando de paz el alma inquieta,

de este poeta olvidado,

y mientras las octavas juegan,

cantando su meloso son,

su cabeza sueña,

despierto,

únicamente iluminado,

por la tenue oscuridad de la luz,

de una noche de verano.

Sueña que quizás algún dia,

la hoja en blanco, deje de ser

un suspiro,

el testamento de un solitario.


Y mientras tanto,

la musa sigue con su cabecita,

en su regazo posada,

y él siente que la desea,

que la anhela,

que la necesita,

incluso confiesa que la ama.


Acompañando sus pensamientos,

las tranquilas notas,

de un dulce jazz,

en esta noche,

una noche de verano.



2 comments:

Rocío said...

me acabas de dejar tan relajadita que no sé ya si prefiero salir esta noche, o quedarme en casa a seguir con esta paz que me acabas de transmitir.. Un besico Alberto.. cuídate!

Oso said...

Un temazo para antes de irse a la cama.

Un abrazo.

Free counter and web stats